Haciendo un neumático

No hay porque negar que los avances de Goodyear hayan tenido una gran influencia en la industria de los neumáticos.  Comenzando por el simple proceso de manufactura de un neumático y su refinación de manera exponencial, nos hemos encontrado en repetidas ocasiones en la punta de la tecnología del neumático. Aprenda más sobre la creación de un neumático.

El proceso comienza con la mezcla de caucho básico con aceites de proceso, negro de humo, pigmentos, antioxidantes, aceleradores y otros aditivos, dandole ciertas propiedades al compuesto.

Estos ingredientes son unidos en una mezcladora gigante llamada BANBURY operando bajo un intenso calor y presión. Ella mezcla todos los ingredientes en un sólo compuesto caliente, negro y pegajoso que será molido una y otra vez, hasta formar lo que llamamos compuesto.

El caucho frío toma diferentes formas. Es procesado cuidadosamente en molinos que revolviendo y mezclando, preparan diferentes compuestos en donde son cortados en tiras y después llevados por bandas transportadoras para hacer costados, bandas de rodamiento u otras partes del neumático, en una máquina conocida como ENTUBADORA.

Otro elemento del caucho son las lonas, las cuales consisten en tela de nylon ó poliéster recubiertas de goma por ambos lados, este proceso se lleva a cabo en un equipo llamado CALANDRA. El proceso de esta área se conoce como tratamiento, el cual se almacena en rollos para ser cortados en diferentes secciones y así formar lo que conocemos como lonas, usadas para hacer el cuerpo del neumático, es decir, para darle la forma y la fortaleza.

Asimismo, existe otro componente con forma de aro llamado talón o pestaña, esta constituido por hilos de acero unidos a una alta tensión en forma circular y recubiertos de goma cuya función será ajustar el neumático al rin del vehículo. Esta maquinaria tiene el nombre de PESTAÑADORA.

La STEELASTIC es una máquina donde cuyo proceso consiste en fabricar correas de acero, cubiertas de goma formando bandas que luego son colocadas en el neumático, con el fin de protegerlo de pinchaduras y asegurar el contacto uniforme de la banda de rodamiento contra el pavimento. Todos los componentes anteriormente producidos son llevados a una máquina llamada ARMADORA, donde un operario preforma los neumáticos uniendo cada uno de los componentes en una sola pieza y dándole una forma muy cercana a su dimensión final, asegurándose que todos los componentes estén en una posición adecuada antes de que el neumático pase al molde.

La máquina de VULCANIZADO es donde el neumático adquiere su forma final y tipo de pisada. Moldes calientes como una waflera gigante le dan forma y vulcanizan al neumático. En los moldes están grabadas las de pisadas, las marcas del costado del fabricante y aquellos datos requeridas por la ley.

Los neumáticos son vulcanizados a más de 180 ºC durante 12 o 25 minutos, dependiendo de su tamaño.  Al momento de que la prensa se abre, los neumáticos son sacados de sus moldes y llevados por transportadores para ser terminados e inspeccionados.

La mínima imperfección en un neumático es causa de rechazo.  Algunos defectos son percibidos por inspectores entrenados, y otros son encontrados mediante maquinas especializadas; en este caso los neumáticos son llevados de producción a máquinas de RAYOS X para detectar puntos débiles o fallas internas.

A pesar de los detalles, las bases son fundamentalmente las mismas.  Acero, tela, caucho y mucho trabajo y cuidado.